Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

Tema de Actualidad

 


Viajando con tu compañero.

 

En otra sección de esta misma página web el lector habrá podido constatar el fuerte incremento que sufren los abandonos de perros cuando llegan los periodos vacacionales. En el mes de agosto, singularmente, se dan incrementos de hasta el 80 por ciento sobre el mes de junio. Esto quiere decir que hay personas a los que la fidelidad a su mascota no resiste el engorro que pueda suponer dos semanas de vacaciones junto al compañero.

Frente a esta actitud deleznable del abandono, se constata un creciente sentimiento de solidaridad con nuestro animal de compañía, de forma que cada día son más los dueños que, cuando adquieren una mascota entienden que se hace con la sincera intención de llevarlo con nosotros siempre que sea posible. No obstante, si no es posible viajar acompañado de nuestra mascota, no hay que sentirse culpable y lo primero que hay que hacer es encontrar una la más idónea solución.

A nuestro favor juega el hecho de que cada día es más fácil el viajar con los animales de compañía. El número de hoteles, apartamentos o camping que acogen viajeros con perro crece de forma continua, quizás por que cada día hay más personas que tienen animales de compañía como un miembro más de la familia. Incluso asistimos al fenómeno de que estos establecimientos vacacionales se enriquecen cada temporada con nuevas instalaciones y equipamientos que hacen más fácil y placentera la estancia de mascota y dueño. Nuestra recomendación es, antes de emprender viaje, avisar a estos establecimientos de nuestra intención de ir acompañados de nuestra mascota.

LA DEPENDENCIA.

El dueño de un perro debe saber que su mascota es mucho más dependiente que él mismo . A diferencia de otros animales, como el gato, al perro no se le puede dejar solo ni siquiera en un corto fin de semana. El perro necesita que la saquen a pasear y a hacer sus necesidades pero, sobre todo, el perro tiene una fuerte dependencia emocional de sus dueños que haría que en soledad, el perro llorase con frecuencia incluso que podría arremeter contra los objetos del hogar.

De estos comportamientos excluyo a los perros guardianes que están acostumbrados a pasar gran parte del día y la semana solos y que se alimentan de grandes recipientes que el dueño rellena cada vez que se terminan. Esos perros no los conceptúo como animales de compañía, como mascotas.

A pesar de todos estos cambios, puede ocurrir que sea imposible el viaje con nuestra mascota, debido a que no se encuentra medio de desplazamiento que admita animales, o la inexistencia de establecimientos que les aloje o por cualquier otra causa. Ante ello, a los dueños les quedan tres opciones

Podemos optar por dejar a nuestras mascotas en centros especializados en el cuidado de animales, las residencias caninas. También queda la posibilidad de dejar a nuestros animales domésticos al cuidado de personas de confianza, como amigos o familiares y, finalmente, podemos optar por viajar con la mascota.

QUEDARSE EN "HOTEL".

En los dos primeros casos trataremos que la mascota sufra los menores cambios posibles en su vida diaria y que se encuentre cómodo en su nuevo hogar temporal. Tendremos que avisar en el lugar en que le dejemos de sus hábitos alimenticios y de las rutinas de su vida, como sus paseos y dejarlos acompañados de sus objetos de confianza.

Si la alternativa es instalarlos en una residencia canina, hay que reconocer que, de forma general, en estas instalaciones hay un trato profesional, aunque no parece exagerado que, antes nos interesemos por la calidad de las instalaciones y el servicio ofertado, el tipo de comida que se les suministra, el número de cuidadores y su titulación y experiencia etc.

VIAJAR CON LA MASCOTA.

En el caso de que se decida a viajar con la mascota, lo más sensato es preparar con detenimiento y cuidado el desplazamiento y la estancia en ese establecimiento vacacional. Algunos veterinarios advierten de que el viaje, que es un placer para el dueño, puede ser un periodo traumático para la mascota. Hay que prepararlo con tiempo, ya que algunas tramitaciones administrativo-sanitarias pueden tardar en conseguirse entre 1º y 14 días.

Según el lugar al que viajemos, los días que pensemos estar y las posibilidades de traslado, debemos estudiar a fondo la situación asegurándonos de que el traslado y la estancia sean cómodos, tranquilos y seguros.

Debemos tener meridianamente claras cuales son las condiciones de nuestro destino, si son adecuadas para el perro y, sobre todo el programa de vacaciones que vamos a realizar, si pensamos en muchas excursiones, salidas nocturnas, etc.

Si viaja al extranjero, debe saber que existe en todo el mundo un gran temor a que el animal que entre en el país puede contagiar a los que ya viven en él. Antes de interesarse por el pasaje de su mascota, debe ponerse en contacto con el consulado del país de destino para ser informado sobre las exigencias sanitarias de entrada. Si no se hace así, es posible que el perro se quede en la aduana o en cuarentena.

EL PASAPORTE.

Si viajas a un país de la Unión Europea debes de saber que todos ellos han unificado la documentación del perro, lo que podríamos llamar el “pasaporte” del animal, haciendo más fácil el viaje. Hay ligeras excepciones, pero de forma general hay que proveerse de la “cartilla sanitaria” que cumplimentará tu veterinario y que él mismo tramitará. En ese documento se recogen los datos completos del animal, como son la raza, el tamaño y el paso y su historial médico.

Para el resto de los países del mundo, en el momento en que se adquiere el pasaje para el animal, se solicita ese mismo certificado del veterinario y, además, un certificado de vacunación contra la rabia y un certificado sanitario. El certificado tiene un coste aproximado de 10 €, aunque en el momento de entregar el certificado en la oficina consular, esta suele cobrar unas tasa entre 25 y 40 €

Además de estas advertencias administrativas, debes preocuparte de las condiciones de viaje de la mascota, para que su viaje sea cómodo. Nos aconsejan que se instale al pequeño amigo en un contenedor aprobado por la compañía de transportes, indicando en la caja la alimentación que necesita, además del nombre y la dirección de su propietario.

Si el viaje es en avión, deben de tener en cuenta que algunos países, como Reino Unido e Irlanda, no permiten que vuelen mascotas y que las tarifas de vuelo son caras. En algunos viajes intercontinentales las tarifas pueden llega a los 30 € por kilo aunque son más baratas dentro de la Unión Europea. Debemos solicitar que el contenedor no vaya en la cabina de equipajes ya que en muchas compañías, este compartimiento no reúne las condiciones mínimas para le transporte de animales.

En los traslados en coche, se aconseja que nunca se deje a un animal dentro del mismo cuando hace calor, ni siquiera a la sombra o con la ventana entreabierta. Un vehículo demasiado caliente es una trampa mortal para ellos.

En el caso de viaje en tren, hay que apuntar que RENFE permite que en sus trenes viajen animales domésticos, siempre que pesen menos de 6 kilos y que lo hagan en jaulas. Se paga un 50 por ciento más en el billete del dueño.

En cuanto a los barcos, hay una variada casuística en cuanto a los equipamientos y admisiones. Lo más práctico es consultarlo en la propia compañía naviera.

  

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5