Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

El Veterinario. Nuestro Guía

 


 

"Autoevaluación" ante la llegada de una mascota.

 

La introducción de un nuevo miembro en la familia no debe ser fruto de una decisión impulsiva y caprichosa. El veterinario, por sus conocimientos y experiencia, es quien mejor puede ayudar a una familiar a “autoevaluarse” a la hora de adquirir o adoptar a un nuevo miembro de la familia.

En muy pocas ocasiones el veterinario se constituye como guía insustituible de la familia como en el momento en que es consultado en la compra de un cachorro. La llegada de un nuevo miembro a la familia es un acontecimiento de suficiente entidad como para dejarlo que se decida por impulsos pasajeros y caprichosos. Son muchas las circunstancias que hay que valorar antes de que este nuevo inquilino llegue a la casa.

Si dejamos que la elección del cachorro sea una decisión momentánea, el resultado serán perros abandonados, animales que se destinan a la eutanasia y fuente de conflictos en el seno familiar. Un veterinario amigo me comentaba que muchos de los abandonos de perros tienen su raíz en que la decisión de compra o adopción parte de un solo miembro de la familia, ante la indiferencia u oposición del resto lo que, a la larga, crea problemas para la mascota e introduce un foco de tensión en el seno de las familias.

LO PRIMERO, CONSULTAR AL VETERINARIO.

Lo primero es, consultar con el veterinario, que es el especialista en salud animal y sabe establecer el proceso de selección. Mejor que nadie, él va a interpretar los requerimientos y expectativas de la nueva familia, brindándole la información y el camino para una correcta inserción de tu futuro compañero en la familia, además de cómo disfrutarlo plenamente.

El veterinario valorará las circunstancias que rodean una familia, comenzando por los aspectos más materiales, como es la superficie del hogar o los ingresos familiares. Hay que pensar en el espacio mínimo requerido para dormir, para moverse con fluidez por la casa, para jugar. Tener una mascota conlleva un número importante de operaciones, como la alimentación, el cepillado, el ejercicio, que requieren espacio. El veterinario valora el medio estimulante o inhibidor en el que se tendrá que desarrollar el animal y que puede ser una futura fuente de conflictos.

No sólo se trata de conocer los aspectos materiales. El veterinario, que es un  profesional con experiencia para conocer como discurre la vida de una mascota en el seno familiar, puede ayudar en la autoevaluación necesaria antes de adquirir una mascota. El veterinario comprobara si dispones de tiempo para cuidar a una raza determinada que presenta una serie de exigencias en su vida, para lo que este profesional te describirá las costumbres y características del animal que entre en casa.

El veterinario sondeará también cual es el tiempo del que disponen sus dueños para hacerse acompañar por su mascota, un comportamiento decisivo para la perfecta sintonía de mascota y dueño.

Sobre todo, el veterinario tratará de inculcar en la nueva familia el sentido de la responsabilidad que debe presidir la elección del cachorro adecuado en función de la composición y programa vital del círculo familiar. Él será quien les informe sobre la forma de hacer una correcta inserción en el seno familiar, la manera de llevar a cabo el proceso de socialización, jerarquización, inhibición de la mordida, etc.

El compromiso de responsabilidad que asumen los dueños comprende una enorme lista de circunstancias que habrá que considerar como es el tamaño y el peso de tu futuro can ya que, dependiendo de estos dos factores, las necesidades que habrá cubrir serán más o menos costosas.

Con algo de información que le prestes, el veterinario puede apuntarte cual es el gasto económico que conlleva, especialmente en servicios médicos y alimentación.

SANIDAD Y ALIMENTACIÓN.

Cuando se tiene como mascota un perro se debe saber que éstos deben cumplir un plan de vacunación, con el fin de evitar ciertas enfermedades que pueden suponer un riesgo tanto para él como para sus dueños. La vacunación está en función de la edad del animal. El veterinario te asesorará sobre el calendario de vacunaciones.

También ser el veterinario el que valore las necesidades nutricionales de tu perro. Estas necesidades dependen de la raza y de la edad. Así, las razas tendentes a quemar más energía necesitan una dieta especial, mientras que los tendentes a coger peso no deben ingerir excesivas calorías. Con el fin de administrar el alimento más adecuado, conviene consultar al veterinario, que proporcionará la dieta más conveniente para el tamaño y edad del animal.

En los últimos tiempos es frecuente recurrir a los piensos para alimentar a la mascota. Éstos se encuentran clasificados en función de las diferentes razas y de la edad, y contienen todos los elementos para que el animal se encuentre bien alimentado. Lo más conveniente es que sea el veterinario el que indique el pienso que le debemos dar al animal y, si es necesario, complementar la dieta con algún otro tipo de alimento.

<<Volver  

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5