Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

Curiosidades


Funerarias de mascotas, un negocio que triunfa en U.S.A..

La venta de animales domésticos aumenta y las franquicias dedicadas a sus productos y a sus cuidados también. Sólo hay un negocio en el que los empresarios españoles aún no han pensado: las funerarias de mascotas. Esta idea ya ha sido llevada a cabo en estados Unidos por una emprendedora de Indiana que, de momento, ya tiene cerrados acuerdos para abrir en Kansas y en Florida.   En Estados Unidos, este último tipo de servicios ya se está consolidando. La empresaria Ellis Coleen ha sabido convertir la devoción de los amantes de los animales en un fructífero negocio a través de Pet Angel Memorial Center, una funeraria de mascotas. Esta empresa abrió sus puertas en 2004 en Indiana y ya tiene previsto aumentar hasta los 500 centros en tan sólo siete años.  Aunque en España existen crematorios para animales, y hasta un cementerio para mascotas en la capital, no existen aún empresas que se encarguen de hacer las gestiones necesarias después de la muerte del animal ni que se encarguen de rendirles homenaje con recuerdos como estatuas o platos serigrafiados con su imagen.


Analizar los ladridos de los perros para dar con su lenguaje.

Científicos húngaros y suizos han desarrollado un software que ha permitido analizar 6 mil ladridos de perros expuestos a distintas circunstancias. Los perros, emiten distintos ladridos en presencia de su dueño, cuando enojados o jugando. Confirmaron que pueden comunicarse entre ellos. Según informó  el diario El Mundo, un grupo internacional de científicos ha descubierto que los ladridos de los perros configuran un pequeño lenguaje que los oídos humanos no distinguen, pero las computadoras sí. Estos  científicos grabaron ladridos de caninos expuestos a distintas circunstancias y fue así que este  'software' identificó con éxito el 43% de los ladridos en relación al contexto (juego, pelea) y un 58% en cuanto al perro que los emitió. La investigación, llevada a cabo con la ayuda de 14 perros, ha revelado que estos animales emiten diferentes clases de ladridos dependiendo lo que hagan. Siendo distintos cuando juegan, se topan con un extraño, se dirigen a su dueño o pelean. En tanto, también se descubrió que cada perro emite su propio tipo de ladrido y que las diferencias van más allá de lo que percibe el oído humano, mucho menos sensible que el de los perros.

Libros: Por sus perros las conoceréis.

Un libro se adentra en la relación de cinco grandes escritoras y sus perros: ellos fueron su apoyo emocional e, incluso, su inspiración. A la psicóloga californiana Maureen Adams su perro, un golden retriever, no sólo la ayudó a superar una depresión, sino que la adentró en el sugerente universo de la literatura y los canes. El resultado es Shaggy Muses, un libro que detalla cómo los perros de cinco escritoras excepcionales resultaron decisivos en su desarrollo emocional y, en consecuencia, en su obra. Emily Dickinson, que se pasó casi toda su vida encerrada en la casa paterna, no habría sobrevivido en los últimos años sin la compañía de Carlo, un gran newfoundland, lo mismo que Emily Brontë, acompañada durante años por su terrier irlandés, Grasper. La relación de Elizabeth Barret con su adorado Flush, un cocker spaniel, es todavía más intensa. Lo consideraba su mejor amigo y su mejor compañía, mientras su precaria salud, la obligaba a reposar grandes temporadas en el castillo de su padre dedicada a los clásicos y la poesía. Flush fue secuestrado en Londres y ella no dudó en pagar el rescate. Ante el temor de que volviese a ser raptado, Barret se lo llevó a Florencia, donde el perro pasó sus últimos años de vida. Vida que, por cierto, inmortalizó Virginia Woolf, en Flush, una biografía. Woolf, con su carácter difícil y enfermizo, estuvo toda su vida acompañada por perros. Al igual que Edith Wharton, que tuvo varios chihuahuas, aunque su favorito fue Linky, que murió en 1937 y al que apenas sobrevivió la escritora.

<<Volver

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5