Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

El Veterinario. Nuestro Guía

 

"Deme algo contra las pulgas".

 

El deseo de rascarse en su mascota puede ser motivado por dermatitis de muy variada procedencia.

El veterinario es el profesional indicado para hacer un diagnóstico certero de la clase de dermatitis que tiene.

 

Me dice un amigo veterinario que a su consulta llegan muchos clientes con esta frase en los labios: “Mi mascota se rasca con energía hasta tal punto de que llega a producirse lesiones en la piel. Déme algo para las pulgas”.

No parece muy acertado atribuir la picazón de nuestras mascotas a las pulgas. Después de un chequeo superficie se localiza el motivo del prurito y la raíz de los picores: es una dermatitis debida a muy diversas causas. “Bien es cierto –me dice este amigo veterinario- que en muchos casos las dermatitis tienen como causa las pulgas pero en la mayor parte de los casos son de origen dietético (mala alimentación que conlleva carencias), infecciones por bacterias u hongos, parasitosis externas (sarna, pulgas, garrapatas o piojos), enfermedades alérgicas o el contacto con algún producto irritante”. Desterrada la existencia de pulgas, hay que ponerse en manos del veterinario de confianza para que nos dirija los pasos hacia la solución de este enojoso contratiempo.

Parece que la dermatitis de origen dietético es más frecuente de lo que creemos. No todos los dueños de mascotas se preguntan si  su perro come los nutrientes necesarios. “Cada edad tiene unas determinadas necesidades de alimentación. Si  no las satisfacemos, la deficiencia se expresará externamenteme comentaba un veterinario. Si nuestro perro tiene un pelaje seco y sin brillo, es casi seguro que su dieta tiene carencia de grasas  y una piel escamosa afectará a la cicatrización de cualquier herida que se haga el animal y predispone a infecciones en la piel. Todo ello puede deberse a piensos de baja calidad o en malas condiciones de conservación o, simplemente, a dietas caseras no equilibradas.

El primer consejo a los amos de perros para evitar la aparición de dermatitis en las mascotas es la higiene. La piel es el reflejo de la salud. Un pelaje descuidado, con nudos, da lugar a infecciones de piel y favorece la proliferación de parásitos externos. Un manto sucio, seborreico, con mal olor, es muy desagradable al tacto y es un medio favorable para el desarrollo de hongos y bacterias. Es preciso lavar su pelo con un champú adecuado y cepillarlo para desenredarlo.

¿Cómo detectar infecciones?.

El dermatólogo veterinario Pablo Manzuc, enumera algunas formas de presentarse las infecciones de piel. “Es común –dice- encontrarnos con peladuras, a veces circulares, secas o húmedas, causadas por hongos o bacterias. Estas pueden ser causa o consecuencia de otros problemas (Sarna, alergia, desequilibrios hormonales, etc.)”.

El veterinario es el profesional indicado para hacer un diagnóstico certero de la clase de dermatitis que tiene nuestra mascota. Los veterinarios cuentan hoy con ayudas técnicas de alto valor para el diagnostico de enfermedades que requieran pruebas especiales, como extracción de muestras de piel (biopsias), pruebas cutáneas intradérmicas, test de Elisa, etc.

Las alergias.

Las reacciones del sistema inmunológico de los perros ante la agresión de ciertos productos alergógenos suele ser instantánea y de difícil localización. Ya que es muy difícil determinar que sustancia es la que lo produce, que puede ser alimenticia o ambiental, como los ácaros, el polen o los mohos.

Un caso aparte es la Dermatitis atópica canina, una enfermedad alérgica de la piel, inflamatoria y pruriginosa, con predisposición genética, que posee unos signos clínicos característicos.

También suele ser frecuente la dermatitis de contacto debida al uso de productos como detergentes, ceras, etc. en la higiene y desafección de las camas o mantas de nuestros perros. Al tomar contacto con zonas muy sensibles del animal, como labios, abdomen, axilas, ano, mamas y escroto; provocan desde una leve irritación a una importante dermatitis (inflamación de la piel).

<<Volver  

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5