Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

Nuestras Razas

 


El Beagle, por su ladrido le conoceréis.

Un antiguo perro cazador pero que se ha convertido en un amante del hogar.

Hoy se encuentra entre las diez razas más deseadas en todo el mundo.

 

El Beagle, una raza con más de dos mil años de historia,  es hoy una de las diez  razas mas aceptadas y deseadas en el mundo.

El Beagle se distingue por sus orejas largas y caídas. Musculoso en las patas y de pelo corto y denso, puede adoptar cualquier combinación de colores blanco negro y castaño claro. En su rostro tiene un aspecto de tristeza que lo hace parecer más tierno.

Un perro amante del hogar.

Es un perro tranquilo y sus ladridos son muy característicos, además de con sus gruñidos se manifiesta con una mezcla de ladrido y aullido, que emiten cuando detectan un olor que llama su atención. El ladrido de un beagle es más bien fuerte debido a su gran capacidad pulmonar pero no alcanza un tono muy grave.

Es un perro ciertamente longevo, pudiendo llegar a una edad media de 13 ó 14 años. Su altura, en estándares normales, se encuentra entre los 33 y los 40 centímetros. Usualmente, su camada es de seis o siete perritos, aunque se registran algunas de hasta 14 cachorros.

Los enamorados de esta raza de perros deben tener en cuenta que en su genética están grabados sus ascendentes cazadores pero, con el paso del tiempo se ha convertido en perros amantes del hogar, aunque entre sus comportamientos guardan instintos de su pasado perseguidor. Por ejemplo, guarda entre sus atavismos el perseguir presas en el campo siguiendo su rastro, que se traduce en un perro comportamiento enérgico, independiente y terco. Por ello, requiere ejercicio moderado aunque no tan exagerado como  otros perros de caza. Pide estimulación continua. Si no se le proporciona, puede ponerse el mismo en acción destrozando y mordiendo las cosas que encuentra en su entorno. En general no es un perro mordedor, pero sí un perro que le gusta jugar mucho con la boca o masticar cosas. Esto no es morder, sino agarrar cosas con la boca. No lo hacen con mala intención, para los beagles es una manera de jugar. Por supuesto que esto se puede inhibir, pero parece algo instintivo en la raza.

Sus relaciones con los niños.

Es un perro muy sociable, no solamente con las personas sino con otros perros, especialmente si son de su raza. Es un perro tranquilo que se adapta a todo tipo de vida y entorno, aunque le gusta hacer travesuras cuando es un cachorro.

No pierden este gusto por el juego cuando son mayores y es fácil hacer de ellos unos perros felices y amistosos en especial con los chicos. Sin embargo y como he dicho antes, es un perro muy enérgico en sus manifestaciones, por lo que hay que cuidar que,  con el ardor de sus juegos no lastime a alguno niño pequeño. Si se lo socializa y supervisa apropiadamente, no presentará ningún problema

Por otro lado,  es un excelente perro doméstico tanto en el campo como en la ciudad.

 Una característica destacada por encima de las demás es su espléndido apetito. Un beagle podría pasar comiendo buena parte del día, lo que podría traer problemas de peso si no se toma en cuenta este factor. La mayoría de la gente encuentra que la comida es el mejor motivador para los beagles, aunque no todos los entrenadores están a favor de entrenar con comida.

Como adiestrarlo.

Y ya que hablo de entrenamiento quiero apercibir que, si el dueño quiere conseguir todas las demostraciones de cariño y compañía de su mascota, debe educarlo adecuadamente No es una raza difícil de adiestrar, pero sí que requiere determinadas exigencias en este campo del entrenamiento. Un destacado conocedor de estas raza y entrenador de beagles, afirma que después  su larga experiencia con esta raza puede decir que “los  beagles se entrenan tan bien como cualquier otra raza, con la única ‘desventaja’  de que, por ser sabuesos, es muy fácil para ellos detectar un olor y comenzar a seguirlo, olvidándose de la sesión de entrenamiento. Yo no estoy de acuerdo en reprimirlos por esto, ya que es un talento natural de los beagles que deberíamos reforzar. En entrenamiento con un beagle, comenzaría trabajando en un área donde no existan demasiados estímulos olfativos que actúen como distracción”. Los beagles necesitan de muchas dosis de paciencia para su entrenamiento, pero de ninguna manera es imposible enseñarles. Sin embargo, si lo que se busca es un perro 100% obediente, el Beagle no es la raza adecuada.

Para compensar su innata energía, debemos darle larga caminatas. Puede vivir en un piso pero requiere sacarle a pasear y aún a correr. Es un buen compañero de carreras de un dueño deportista. Aunque hay que esperar a que el perro tenga un año para hacerle esta clase de ejercicio.

Creo que es conveniente avisar a sus dueños de que tienen algunos problemas genéricos, que se pueden heredar y sobre los que hay que mantener una cierta vigilancia. Se trata en la mayor parte de los casos de problemas de ojos, como pueden ser el glaucoma y las cataratas.

<<Volver

 

 

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5