Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

La Familia y la Mascota

 


La familia y uno más II.  

El cachorro llega a casa y comienza el periodo más crítico de su existencia.

Lo que hay que tener preparado y las primeras acciones para su cuidado.

 

En la primera entrega de este tema (“Noticias sobre tu m@scota”  número 10) tratamos de los criterios a seguir para que la elección del cachorro no fuese un acto impulsivo y caprichoso, fuente de discordias familiares y a nuncio de un futuro abandono. También analizamos los pasos a dar una vez que se había elegido la raza para seleccionar el establecimiento donde adquirirlo y el profesional que nos debe asesorar.

Damos por hecho que, con aquellas reflexiones y después de analizar los pros y los contras, ya se ha decidido por un determinado cachorro de una raza precisa. El perrito va a venir a casa. Se trata de un acontecimiento para toda la familia. Sobre todo, para el mismo cachorro. El perrito  llega a una casa llena de extraños, alejado del calor de  su camada. La llegada a lo que ha de ser  su nuevo hogar supone una ruptura con todo lo que había vivido durante su corta existencia. Un cambio brusco de entorno.

Compras inevitables.

Para hacerle la vida más fácil en estos momentos hay que tener preparadas algunos cosas que no se pueden improvisar sobre la marcha.

Hay que tenerle preparado un lugar donde comer, donde siempre deberá tener agua fresca y abundante y donde se coloca la comida a la hora de comer.

La primera decisión que hay que tomar es quitar del alcance del perrito cualquier producto tóxico o cualquier otro objeto que pueda ser peligroso para el cachorro, como puede ser una bolsa de plástico.

Asimismo, habrá que tener un lugar de descanso, lo que será “su” rincón, donde nunca será molestado. Hay una rica variedad de lugares que van desde una modesta manta a los últimos muebles. Para el buen desarrollo del cachorro, debe contar con juguetes para morder.

Otra compra: un cepillo o peine para mantener la buena salud de su pelo

Es el momento de pensar que habrá que pasearlo, para lo que es necesario un collar. La correa debe ser extensible y tener una longitud de tres metros para permitir una cierta libertad. Habrá que adquirir su chapa de identificación

Hay que tener preparado alimento. Si el cachorro es muy pequeño y no come alimentos sólidos, habrá que darle leche en biberón.

Es seguro  que la primera noche llorará. Es la primera vez que se queda solo sin su madre y del resto de la camada. A los dueños de cachorros y sus familias: que nadie caiga en la tentación de llevarlo a tu cama. Lo  más conveniente y educativo es dejarle en el lugar elegido para su descanso y abrígalo para que no pase frío. Hay personas que dejan a su lado un reloj sonoro para que su “tic-a.C.” le recuerde la proximidad de los latidos del corazón de su madre.

Los primeros días.

A partir de ese momento comienza una etapa difícil, la etapa de adaptación, en la que está implicada toda la familia. Es el momento en el que el animalito sufre lo que se denomina “estrés de adaptación”. Gran parte de su comportamiento posterior viene informado por la forma como le tratemos en estas fechas. Es el momento en el que debemos prodigar más atención y muestras de cariño al cachorro.

Los expertos recomiendan no llevar un cachorro al hogar familiar hasta pasadas ocho semanas después del destete, justo antes de que empiece a adaptarse al lugar de su nacimiento. Esther Ruiz (en facilísimo.com) expresa estas consideraciones: “Es muy importante mostrarle al cachorro su propio espaciodentro de su nueva casa. Él debe conocer cuál será el sitio que le han destinado para dormir o cuáles son lo ruidos típicos de la vivienda. Nuestro nuevo compañero deberá inspeccionar cada uno de los rincones de su nueva casa y, así, en lo días siguientes a su llegada, la adaptación se irá produciendo demanera paulatina y normal”.

Visita al Veterinario.

Cuanto antes habrá que llevarle a la consulta del veterinario.

Según el lugar donde se haya adquirido, es posible que el cachorro venga ya desparasitado y que le hayan puesto alguna vacuna. El veterinario podrá al día su calendario de vacunas.

Se puede decir que el periodo más difícil para este nuevo habitante de la casa es hasta que haya cumplido las diez semanas de vida. Es lo que se denomina “periodo crítico” y donde nos jugamos el futuro de su socialización y de su vida en el seno de la nueva familia. El veterinario será también parte fundamental en que el periodo se cierre sin grandes traumas para el perrito.

En la consulta del veterinario habrá que tratar temas vitales para el animal. El facultativo le hará un chequeo general y diseñará su calendario de vacunas y nos aportará algunos principios generales sobre su alimentación.

Es el momento clave para fijar las normas básicas de convivencia. Los conocedores de la conducta del pero aseguran que no se debe asistir ni castigar al cachorro. Simplemente un “NO” rotundo y a tiempo puede ser una norma para que vaya tomando conciencia de lo que puede hacer o no hacer.

Debe comenzar a entender y cumplir pequeñas órdenes, como “ven”, “siéntate” o “túmbate”. La mayor parte de los educadores recomiendan un adiestramiento positivo y paciente, cuyo aprendizaje le parecerá un juego.

Manual básico.

En la página web facilisimo.com se puede encontrar un manual básico y sencillo para estos primeros días de convivencia. Ha sido elaborada con opiniones de muchos dueños de perros que han participado en su foro.

En ese manual básico se encontrarán normas para salir airoso de los problemas que en este periodo de tiempo de adaptación va a presentar nuestra mascota.

Preocupación especial para el control de sus deposiciones. No hay reglas fijas, ya que cada perro es un mundo diferente. La regla de oro es acostumbrarle a hacerlo en un sitio determinado y, a poder ser, a las mismas horas premiándole adecuadamente cuando cumpla con estas reglas.

<<Volver

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5