Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

El Veterinario. Nuestro Guía

 

El cuidado de la dentadura del perro.

 

Los veterinarios remarcan con frecuencia que el cuidado de la boca de un perro no tiene como única finalidad la de mantener en buen estado de esa zona corporal, sino que la boca es causante de muchas de las enfermedades generales que experimenta nuestra mascota. La enfermedad dental es muy frecuente en los perros. Según algunos facultativos, el 80 por ciento de los canes muestras signos de enfermedad dental.

La colaboración del dueño de la mascota con el veterinario, hará más efectiva la prevención de la higiene bucal y general del perro, lo que de forma directa e indirecta mejorara la calidad de vida de la mascota, tanto desde el aspecto sanitario, como socio-cultural.

LO MÁS FRECUENTE.

La más frecuente es la enfermedad periodontal, que hace referencia a cualquier inflamación de las estructuras que rodean los dientes (encías, ligamento periodontal, etc.). La mayoría de las mascotas empiezan mostrando presencia de sarro o de placa dental y una inflamación de las encías. Si esta situación no se trata, el perro puede perder una pieza dental.
Los animales con mayor incidencia de enfermedad dental son los de raza pequeña(Yorkshire, Caniche, Pequinés, Maltés...) y los que presentan una incorrecta distribución odontológica.

También presentan mayor incidencia de dolencia dental aquellas mascotas cuya alimentaciónes básicamente blanda (latas, comida casera...) y con un mayor contenido en azúcares (comida casera o golosinas).

La causa principal de la enfermedad es la placa dental y el sarro.

La placa dental es una película incolora que contiene bacterias, saliva, células de la descamación oral y partículas de comida. El sarro o cálculo dental es de color marrón o amarillento, con aspecto de cemento, y se forma al calcificarse la placa dental. Si no se trata, la placa se endurece, se calcifica y se forma el sarro, que favorece la instauración de la infección en la toda la superficie dental.

La enfermedad periodontal se desarrolla tanto en el diente, como en la raíz. El sarro provoca mal aliento (halitosis). La gingivitis favorece el sangrado y dolor de las encías, que se retraen y las piezas dentales pueden caerse. Pero el peligro no radica únicamente en la pérdida de dientes o el mal aliento porque si no se trata la enfermedad dental puede derivar en una infección general, en una miocarditis bacteriana (infección del tejido muscular cardíaco) o malas digestiones, entre otros.

El tratamiento se basa en la eliminación de la placa dental o del sarro -limpieza dental mediante ultrasonidos- y saneamiento del periodontio, y en tratamientosantibióticos que controlen la infección bacteriana y disminuyan la gingivitis.

Existen distintos tratamientos dependiendo del estado dental del perro, por ejemplo: si el animal ya tiene depósito de sarro dental, caracterizado en general por presentar aliento feo (halitosis), se deberá realizar entonces en principio una limpieza, ésta se realiza muchas veces con sedante y en algunos casos con anestesia, las placas se eliminan a través de ultrasonido o raspadores dentales.

La prevención del sarro dental en las mascotas se basa en limpiezas con líquidos (gel antiplaca) que se aplican 2 ó 3 veces por semana.
La dieta dura favorece la limpieza haciendo que el diente penetre en el grano.
Los huesos también ayudan, pero existe cierto riesgo de que al tragar astillas o partes de éste se pueda lastimar al tracto gastrointestinal.

Cada seis meses es conveniente acercar a su amigo de cuatro patas al Veterinario para un control dental completo, además de un examen clínico general.

LAS "REGLAS DE ORO".

El cuidado dental en perros se apoya en cuatro puntos profilácticos básicos:

· Ayudar a los mecanismos naturales autolimpiadores de la cavidad bucal, que son la sialorrea, los movimientos linguales y la ingestión de comidas, mediante dietas duras a base alimento balanceado seco, facilitar un hueso grande (que no pueda romper) o "huesos" de cuero fuerte. La idea es que el perro tiene que masticar, usar su dentadura.

· Limpieza de dientes con pastas dentífricas especiales para perros, aplicada con cepillo de dientes pequeño y de cerdas suaves. Ello requiere adiestramiento y paciencia, pero se consigue que el cachorro se acostumbre a partir de los 6 meses de edad, siendo suficiente como preventivo el cepillado 3 veces a la semana.

· Visita regular al veterinario para un chequeo periódico, que incluya la exploración física de la cavidad bucal. Una visita anual suele ser suficiente en perros jóvenes y en los adultos tal vez sean precisos dos reconocimientos anuales.

· Eliminación del sarrodental bajo sedación y/o anestesia, cuando sea necesario.

 <<Volver

 

 

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5