Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

Tema de Actualidad

 


Dos cuidados de cara el invierno:
la sobrealimentación y el sedentarismo.

El frío es una agresión contra nuestras mascotas.

 

En los países o en regiones en los que los cambios de temperatura del verano al invierno son bruscos, conviene que afinemos los cuidados con nuestras mascotas. En otra página de nuestro boletín hablamos de la especial atención a la vacunación, pero en este informe vamos a comentar dos temas que tienen importancia en el inicio del periodo invernal: la alimentación y la caída del pelo.

Si tienes perro te habrás dado cuenta que él mismo, por propia necesidad, con la llegada del frío come más y come más seguido y aplicado. Todos los animales, en mayor o menor grado, se preparan para el frío. Intuyen que con la alimentación copiosa pueden luchar mejor contra el frío.

El problema que se puede presentar en la crianza de nuestra mascota es que con la llegada del invierno, se produzca una sobrealimentación en los animales con los riesgos que ese lleva emparejados. Una exigencia principal en este mes de noviembre es no sobrealimentar a nuestra mascota.

Podemos cuidarlos reforzando su dieta. Así lo reafirma el doctor Eduardo Baldrich, médico veterinario de Pet Food Institute quien sostiene que “los cambios bruscos de temperatura pueden perjudicar a las mascota” para la recomienda un especial cuidado en la dieta reforzando su contenido. Según el Dr. Baldrich, la dieta balanceada es la mejor opción para asegurar que tu mascota reciba las calorías óptimas y los nutrientes necesarios para que se mantenga saludable”.

El especialista agrega que una dieta adecuada es particularmente importante para aquellas mascotas que viven a la intemperie porque necesitan producir más energía para tolerar la baja temperatura. Esto se logra fácilmente si recibe un alimento balanceado, adecuado para sus necesidades especiales, aumentando la cantidad en los casos que las mascotas lo requieran.

 Es importante mantener un control del aumento, para evitar la obesidad, lo que se logra vigilando la adecuada condición corporal del animal. No es necesario darle ningún suplemento adicional, al menos que lo indique el veterinario por algún problema de salud. También trataremos de que siempre tenga agua fresca para beber.

MANTENER LAS COSTUMBRES.

Junto con la sobrealimentación,  otro peligro acecha a nuestras mascotas: el sedentarismo y el aburrimiento.

Todas las dolencias del aparato locomotor empeoran con el frío, como la artritis o la artrosis. En estos casos, el dolor se intensifica y dificulta su movilidad, lo que provoca anquilosamiento y obesidad que, a su vez, empeoran los problemas artríticos. En este tipo de situaciones, es necesario que la mascota siga haciendo ejercicio, y si hace frío, llueve o nieva, es preciso ayudarla abrigándole con ropa adecuada como anoraks, jerseys, chubasqueros e impermeables.

Los expertos recomiendan no interrumpir las costumbres de nuestras mascotas. Si viven en casa, hay que realizar con ellos su paseo diario, tratando de que el perro juegue al aire libre. Hay que tener especial cuidado con los cachorros y los animales de más edad, conviene hacer paseos cortos y si es posible por la tarde temprano  que es la hora en la que hay mejor temperatura.

Si durante uno de esos paseos llueve y nuestro perro se moja debemos secarlo cuanto antes, con toalla y secador de pelo.

Los perros de más edad o de pelo corto pueden necesitar un abrigo para salir a caminar. Para los perros más frioleros o que viven en zonas nevadas existen botitas abrigadas para usar durante sus salidas.

Si  los perros viven afuera de la casa necesitan un aislante, tarima o elevación respecto del suelo en el lugar donde habitan. Además de una protección adecuada contra el viento y revisar que su casa no tenga goteras. La casa del exterior debe tener el tamaño suficiente para que nuestro amigo pueda descansar debidamente, pero no demasiado grande, ya que si es de gran tamaño, no puede concentrar el calor. Debe mantenerse seca  limpia, igual que la manta con la que se tapa.

Las que viven adentro de la casa pueden experimentar caída del pelo y pueden tener su piel más seca, que aparece como caspa, durante el invierno. Esto puede ser resuelto cepillando a la mascota frecuentemente para remover el pelo, y renovar la piel, estimulando una mayor humidificación de la piel.

 

<<Volver

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5