Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

Editorial




Reconocimiento al perro.

 

e puede decir con toda seguridad que, cuando hemos comenzado a caminar por el siglo XXI, el género humano se ha embarcado en una sobresaliente acción de agradecimiento por la aportación que el mundo animal ha tenido en el desarrollo de la humanidad.

Históricamente, el animal, singularmente el perro, ha sido utilizado por el hombre como colaborador en la satisfacción de sus necesidades materiales. Las razas ganaderas han contribuido a mitigar sus hambrunas y otras especies han acompañado  al cazador o han aportado su fuerza dulcificando el trabajo del hombre, facilitando su subsistencia.

El profesor Isidro Sierra, catedrático de la Universidad de Zaragoza escribió hace años  un delicioso librito sobre las aportaciones materiales que habían hecho  las razas ganaderas al hombre. Sin ellas, la vida sobre la tierra hubiese sido imposible o, al menos, no hubiese tenido la calidad que ha alcanzado. De las especies animales, el hombre obtuvo alimento, vestido, calzado y hasta materiales para hacer sus herramientas.


Hoy, superadas las necesidades materiales más primarias y elementales, la humanidad se ha dado cuenta que el mundo animal le reporta otra serie de servicios y satisfacciones más elevadas.


Hay razas caninas que han dejado de ser instrumentos de colaboración en nuestra alimentación, vestido y calzado, pero hoy comienzan a tener una importancia transcendental en la búsqueda de heridos, en la localización de drogas, en la cura de disminuidos a los que aportan su ejemplo, su fidelidad, su expresión de cariño, su fidelidad y su compañía.


El perro ya no es un mero colaborador en nuestras consecuciones  materiales, sino que se ha convertido en un ser de compañía, una pieza importante de nuestro desarrollo espiritual. Forma parte de nosotros mismos, con un comportamiento que, en muchas ocasiones, envidiamos los humanos
.

 

Ángel de Uña y Villamediana
Periodista
Nos interesa su opinión.

 

<<Volver

 


 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5