Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

Economia de Bolsillo


Cada día que pasa, los españoles deben a bancos y cajas 123 millones de euros más.

 

La morosidad puede convertirse en el indicador más negativo de la crisis económica, amenazando con colapsar el sistema económico español. Según se desprende de las últimas estadísticas del Banco de España, los clientes de las entidades financieras dejaron de pagar el año pasado 44.983 millones de euros. Esto significa que los impagos crecieron al día a ritmos de 123 millones de euros. Esa cantidad es el 3,29% del volumen de créditos que tiene concedido la banca a clientes residentes en España, sobre todo particulares y empresas. En la anterior crisis, en los años 92-93, la morosidad alcanzó el 8,45% del total de crédito vivo. Queda aún camino que recorrer, pero  la banca espera que esta tendencia de crecimiento de la morosidad se agudice todavía más durante este ejercicio dada la mala coyuntura económica. Las previsiones más optimistas apuntan a una ratio de entre el 6% y el 7%, aunque el consenso la sitúa cerca del 8%.

 


Proliferan las inversiones "gancho".

En este ambiente, en el mercado financiero proliferan inversiones con gancho para pedir dinero a los clientes. Las ofertas en el mercado hace que los expertos adviertan que lo importante es que cada inversor se cuestione si se siente cómodo desde el punto de vista de las expectativas de rentabilidad y el riesgo que asume en su cartera. Algunos bancos y cajas de ahorros comercializan actualmente depósitos a plazo con llamativas remuneraciones de hasta el 10%, en un entorno en el que los tipos de interés oficiales están en el 2%. Pero hay que considerar la letra pequeña. Habitualmente esta remuneración está limitada a uno o dos meses, y suele circunscribirse a nuevos clientes, con lo que la TAE (tasa anual equivalente) real es muy inferior. De hecho, los mejores depósitos a un año contratados por Internet ofrecen un máximo del 4,5% a un año. Otro instrumento financiero con gancho, desde el punto de vista de la rentabilidad prometida, son los productos estructurados. Sin embargo, los expertos señalan que este tipo de instrumentos presentan algunas dificultades, entre ellas que el dinero puede estar bloqueado hasta el vencimiento u ofrecer ventanas de salida a precio de mercado. Finalmente, un número importante de los valores que cotizan en el Mercado Continuo también reflejan problemas de liquidez. "Algunos compañías no han caído significativamente en los últimos meses de tormenta bursátil por el simple hecho de que no se casan órdenes de venta", comenta el responsable de gestión de un banco privado.

 

En busca de la nómina y la pensión.

Los ejecutivos de la banca y cajas son pesimistas sobre el horizonte que se abre para los ahorradores. El escenario es poco propicio para captar clientes y vender productos y servicios financieros. Sin embargo, en su incesante búsqueda de nichos donde sacar negocio, bancos y cajas han redescubierto el filón de los clientes con nómina o pensión. Un país en recesión, con abultados incrementos de los impagos, caída de la inflación, descenso del consumo y desplome de la actividad. En medio de semejante tendencia, los altos ejecutivos de banca comercial de las entidades otean el horizonte con un marcado pesimismo. Bancos y cajas, conscientes de la desfavorable coyuntura económica, han pasado a ofrecer directamente dinero para conquistar a nuevos clientes. Además del efectivo que ofrecen, por ejemplo, Banesto o Uno-e, otras entidades devuelven entre el 2% y el 3% de determinados recibos domiciliados, sobre todo de luz, gas, teléfono e Internet. Sin embargo, el cliente debe ser consciente de que su rentabilidad depende de la evolución de los tipos. La banca ha buscado esta alternativa para captar clientes una vez que el negocio hipotecario ha caído en  picado. La captación de nóminas permite a las entidades lograr los ingresos habituales del cliente, captar dinero en plena guerra del pasivo, y tratar de venderle otros productos. Algunas entidades dan la bonificación en una tarjeta regalo, lo que obliga a gastar ese dinero en compras en comercio. Además, su importe es bruto. A esa cantidad hay que restarle el 18% de pago de impuestos. Las ofertas suelen fijar importes mínimos de nómina o pensión para poder acogerse a ella. Banesto sólo permite nóminas con un mínimo de mil euros; Bankinter, 1.500, y Popular, 900. También obligan a contratar otros productos con coste para el cliente. Fuentes financieras reconocen que, probablemente, la rentabilidad para la entidad no procede sólo de la contratación de la cuenta, sino de otros productos asociados a la misma con cuotas y comisiones.

La mejor noticia de los últimos 12 meses: la caída del euribor.

Pero las mejores noticias que les llegan a los ahorradores proceden de los tipos de interés. El euribor, índice al que están referenciados los tipos de interés que se aplican en los créditos hipotecarios, ha llegado en el pasado mes de febrero el nivel más bajo de los últimos quince años. El euribor  ha sufrido en febrero una caída histórica de 2,2 puntos, lo que deja la media mensual en el 2,135 %, menos de la mitad que el 4,348 % de hace un año. Por lo tanto, un préstamo hipotecario por un importe medio de 150.000 euros, un diferencial del 0,25% y un plazo de amortización de 25 años, soportaba hace un año una cuota mensual de 841,43 euros, que al revisarse con el euríbor conocido la semana pasada obtendrá una reducción de casi 200 euros al mes o 2.400 al año. Si se trata de una hipoteca de 300.000 euros con un plazo de amortización de 30 años, la reducción mensual supera los 500 euros, al bajar de 1.682 hasta 1.129 euros. La próxima reunión del BCE se celebrará el 5 de marzo y crecen las apuestas sobre la posibilidad de que la institución monetaria rebaje, de nuevo, los tipos de interés en 50 puntos básicos más, hasta dejarlos en el 1,5%.

<<Volver

 

 

 

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5