Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

Editorial




Comienza una penosa cuesta.

 

uchos de ustedes se están diciendo: “Otro agorero que nos viene a anunciar lo obvio: el comienzo de un repecho en la empinada etapa de la crisis”.
Pues no.

Vengo a hablar de otra escalada penosa en sus resultados y que comienza estos días, cuando han acabado las festividades de Navidad y Reyes Magos y que termina en verano.
Es el abandono de perros.

Muchos de ustedes me dirán que cuando más mascotas se expulsan de nuestros hogares para lanzarlos a la calle es en verano. En realidad, en esa época del año es cuando más visible se hace este fenómeno social del abandono de ese ser querido que llegó a casa como el mejor amigo de la familia y que acaba sus días deambulando hambriento y enfermo por carreteras y muriendo en las cunetas.
Lo cierto es que estos días ya han comenzado esas expulsiones del que se ha llamado el “mejor amigo del hombre”. Ese perrito que llegó a casa producto de una compra compulsiva, de un capricho efímero e irreflexivo, como sustituido de un regalo, se ha roto antes que otros juguetes. De nada sirve la campaña con el lema “Regala con responsabilidad”, porque muchos de esos animalitos comienzan a salir de los hogares al poco tiempo de haber entrado en ellos.

La crisis económica y las dificultades para atender, cuidar y alimentar a una mascota, son un factor que decide que, cada año, muchos de los animalitos que llegaron a un hogar como un cachorrito amigo se vea convertido en un objeto de despego e indiferencia. Por mucho que se remarque que las mascotas “no son un juguete” la sociedad del siglo XXI vive insensible hacia estos comportamientos inhumanos.

En 2009, los abandonos de perros se han incrementado entre un 10 y un 15 por ciento. Gran parte de esos abandonos dieron la primera pedalada a los pocos días de que entrasen en el hogar y la familia en un rasgo de efímera camaradería. Pasado ese momento de falsa amistad, el perrito que llegó a casa comenzó a preparar su salida no por la misma puerta, sino en los descampados, en pleno campo, donde no hay puertas, y por el que vagabundearán hasta que mueran de hambre, sean atropellados o mal sobrevivan como puedan en un medio natural hostil.



Ángel de Uña y Villamediana
Periodista
Nos interesa su opinión.

 

<<Volver

 

 

 


 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5