Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

El Veterinario. Nuestro Guía

 
 
<<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota

Los minúsculos enemigos de tu mascota.

 


Los parásitos externos pueden ser sus más despiadados agresores.






Garrapatas, ácaros y pulgas son declarados peligros para las mascotas. Así los califican los veterinarios, cuyas consultas están repletas de dueños de perros que presentan irritaciones, inflamaciones, reacciones tóxicas y anemias todas ellas debidas a la intervención de estos parásitos.

Comenzamos por las temidas garrapatas que forman parte de la familia de los ectoparásitos, que desarrollan su vida en la superficie del huésped. Para garantizar la salud de nuestras mascotas y de los componentes humanos de la familia es fundamental mantenerlas alejadas.

Para ello, es aconsejable dotar al perro de un adecuado collar antiparasitario y utilizar productos especiales para el baño. También es importante controlar las zonas de estancia de la mascota.

Las garrapatas viven a costa de la sangre que obtienen del perro. Su abdomen puede aumentar varias veces su tamaño para almacenar la sangre.

Otros temibles ectoparásitos son los ácaros, que sólo pueden verse de forma clara bajo el microscopio. Se alimentan de escamas de la piel del perro (algunos se alimentan de líquido linfático). Para ello, excavan túneles bajo la piel donde viven, se alimentan y ponen huevos; otros viven en los folículos del pelo y en las glándulas asociadas de la piel.

Las minúsculas pulgas son también unos insectos peligrosos e incómodos, dando lugar a molestas reacciones alérgicas. Singularmente los perros suelen albegar como huéspedes grandes cantidades de pulgas, que se caracterizan por sus cuerpos achatados lateralmente y sus poderosas patas que les permiten saltar grandes distancias.

LOS PRINCIPALES DAÑOS.

Entre los principales daños que los parásitos externos pueden causar a la mascota se encuentran las irritaciones, la transmisión de enfermedades y La posibles anemias que pueden producir en los perros debido a las grandes cantidades de sangre que absorben.

Cuando un perro ha sido picado por uno de estos parásitos externos el animal se rasca y se produce una lesión secundaria. Estas heridas (por picadura del parásito y por rascado del huésped) son susceptibles de infectarse por bacterias oportunistas. Los daños causados por los ácaros en la piel se conocen con el nombre de sarna y se caracteriza por inflamación de la piel y ausencia de pelo.

Otro de los inconvenientes fundamentales de la acción de las garrapatas es la posibilidad de transmitir graves enfermedades (babesiosis).

Hay que tener en cuenta que los parásitos ingieren mucha sangre del animal sobre el que se encuentran, lo que puede ocasionar en nuestras mascotas debilidad y anemia.
También producen reacciones tóxicas ya que, al alimentarse liberan toxinas en la sangre del huésped. Esto puede provocar una parálisis y causar la muerte del animal..

¿CÓMO CONTROLARLOS?.

Para controlas garrapatas se deben tratar los perros y su ambiente. Es importante tratar las zonas de estancia y paso con productos adecuados. Los animales infectados se tratarán con productos específicos y de acción probada; es importante tener en cuenta las contraindicaciones marcadas por el fabricante, especialmente en cachorros y en hembras gestantes.

Frente a los ácaros no existe una prevención eficaz, pero sí que hay tratamientos cuando el problema aparece. En tal caso, se aplicará el tratamiento oportuno, según el tipo de ácaro y localización orgánica.

Finalmente, en relación con las pulgas es indispensable el tratamiento del animal y de su entorno. Los tratamientos preventivos deben aplicarse de forma regular y no sólo en épocas de máxima presencia.

RECUERDE CONSULTAR A SU VETERINARIO

 

<<Volver

 

 

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5