Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

Tema de Actualidad

 

<<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota


Alergias producidas por la alimentación.

 

 

 

Ciertos alimentos deben evitarse para no provocar daños severos en los perros.




Las alergias son reacciones de hipersensibilidad por parte del cuerpo ante sustancias u organismos extraños. Cualquier cosa que provoque una reacción alérgica se denomina alergeno.

Entre las alergias más comunes que afectan a los perros y gatos podemos mencionar: picaduras de pulgas, inhalaciones de polen de plantas, polvo y moho o contacto con jabones, insecticidas, alfombras de nylon o lana, hiedra venenosa y conservantes de la madera.

Pero también hay muchas mascotas que desarrollan alergias a los alimentos. Si bien esto es raro, este tipo de alergias resulta de una reacción anormal a un ingrediente que se encuentra en la dieta del animal (en alimentos para mascotas, snacks y golosinas o sobras de comida). Las alergias a los alimentos por lo general aparecen como problemas de piel o como trastornos intestinales. Los que piensen que sus mascotas puedan estar padeciendo alergia al alimento, deben llevarlas inmediatamente al veterinario.

Han sido estos profesionales los que nos han proporcionado una lista de alimentos alergénicos y peligrosos para los animales, que deben evitarse para no provocar daños severos y permanentes en el normal funcionamiento de su aparato digestivo y excretor.
Estos son esos alimentos peligrosos:

· Dulces y golosinas: engordan al animal y sobrecargan su aparato digestivo.

· Sobras de comida: por su diversidad, les cuesta digerirlas.

· Huesos de pollo: son sumamente peligrosos dado que se astillan y se clavan en los intestinos, no son digeribles y pueden provocar daños graves (diarrea, vómitos, úlceras).

· Leche y sus derivados: engordan a las mascotas y si desarrollan intolerancia a la lactosa, pueden producir diarrea y vómitos.

· Huevo crudo: su clara contiene avidina que impide la absorción de la vitamina B1, esencial en la dieta de los animales.

· Ajos y cebollas: contienen toxinas que destruyen los glóbulos blancos del animal y causan anemias severas, incluso la muerte si no es atendido a tiempo.

· Papas: solo se le puede dar cocida, porque de lo contrario puede intoxicarlo por causa de la solanina, componente de este tubérculo en su estado crudo que es altamente nocivo para los animales.

· Chocolate: contiene sustancias que provocan la sobreestimulación del corazón del animal. Si se lo administra constantemente, sufrirá vómitos, diarrea y obesidad. En casos graves puede llegar a ocasionarle una inflamación del páncreas.

La identificación de la causa de una alergia requiere una detallada historia médica y de la dieta, un completo examen físico y la eliminación de todas las otras causas posibles antes de probar una nueva dieta.

Si se sospecha que un ingrediente de la dieta está produciendo alergia, la restricción de ese tipo de alimento es la única forma de aislar a ese ingrediente y determinar si está causando un problema.

Las dietas restringidas deben ser administradas durante por lo menos 2 o 3 meses, y una vez que se coloca a un animal en una dieta especial, es importante que no se le ofrezcan masticadores de cuero, snacks, golosinas, sobras de comida u otros alimentos para mascotas. Si se puede identificar el ingrediente al que es alérgico el animal, se podrá recomendar una dieta más apropiada.

 

 

 

 

<<Volver

 

 

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5