Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

Editorial

  
<<Ir a página principal de Noticias sobre tu Mascota


Perro grande, perro chico

uy a su pesar, los sucesos de agresión de algunos perros a niños y adultos siguen ocupando crecientes espacios en los medios informativos.

Varios estudios realizados en relevantes universidades de todo el mundo, coinciden en afirmar que existen razas que ya están estigmatizadas y cuestionadas por sus ataques hacia personas, al mismo tiempo que transfieren la responsabilidad del comportamiento de esos animales a sus dueños. El ambiente en el que viven estas mascotas, el espacio en el que están constreñidos, las necesidades que tienen y el adiestramiento que reciben parece que son la causa principal de la agresividad de estos animales, mucho más que su tamaño y su raza.

Claro que existen razas estigmatizadas por su agresividad, como los pitbull, dogos argentinos o rottweiler, que gozan de un rico e indeseable historial de ataques, pero hay otras muchas razas de pequeños canes que también muestran con frecuencia su carácter agresivo.

Parece probado que la agresividad es un componente natural de todo perro, que permite regular las relaciones entre los miembros de una manada con otros animales. La manifestación de esa agresividad depende sólo en un 20% de factores hereditarios (la raza), y en un 80% del "ambiente".

El término “ambiente” engloba las experiencias que tuvo el animal, las condiciones en que vive y el entrenamiento recibido, factores dependientes del ser humano y, por lo tanto, externos a la raza del animal.

No podemos designar la raza ni tu tamaño estándar como causa esencial de una agresión, sino considerar las condiciones de tenencia del animal desde su edad más temprana. Estos conceptos son válidos para todas las razas; también para perros mestizos, y nada tienen que ver con la talla o el aspecto del animal agresor.

Los últimos estudios científicos concluyen que en la agresividad de un perro depende en alto grado del espacio que el animal tiene para su desarrollo  y que el espacio vital en el que crece es un factor que incide en la relación con los demás. La cuestión de la administración de los espacios incide decisivamente en la estructura social del perro.
Estas son las últimas y experimentadas opiniones de destacados especialistas universitarios, que expresamos en estas páginas como contribución a la solución del grave problema de los perros peligrosos.

Ángel de Uña y Villamediana
Periodista
Nos interesa su opinión.


 <<Volver


 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5