Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

La Familia y la Mascota

 


La familia ante un cachorro agresivo.
 

Los perros tienen una larga historia sobre la superficie de la tierra. Durante siglos, cada raza ha ido modificando sus rasgos genéticos más útiles para adaptarse a las circunstancias en las que les ha tocado vivir. Las razas han evolucionado adaptándose a tareas como la caza, el rastreo, la guarda, la lucha, defensa, la compañía, etc. Hubo razas que adoptaron una serie de aptitudes como guardianes y otras se hicieron más proclives a la compañía.

Pero hace doscientos años ha comenzado una nueva etapa de esa adaptación al entorno. Ese cambio reside en la creciente intervención humana en la educación de los perros, sobre todo, su cambio a integrarse como un componente más de la familia.

Cierto que hay perros que han sido educados expresamente para la pelea con otros animales o contra las personas que les rodean, pero la mayor parte de las consultas las formulan los dueños perros que viven en un entorno familiar normal. En este caso, existe la posibilidad de justificar al dueño, que no es persona técnica ni experta en el conocimiento del comportamiento de los animales y que tampoco ha recibido ni formación ni información de los criadores de perros.

Por eso, en este tema hay que otorgar importantes responsabilidades a los criadores y educadores de perros. Ellos son responsables de la cría y socialización del cachorro. Debe existir un serio control de los criadores de perros, y que éstos sean verdaderos profesionales que conozcan perfectamente los puntos críticos del desarrollo del temperamento del cachorro. Es importante evitar destetes prematuros por debajo de las siete semanas. Hay que garantizar también un adecuado contacto del cachorro con las personas, tanto adultos como niños, y con otros perros durante el periodo de socialización.

PREVENCIÓN. 

Los cambios en la conducta del animal se presentan sobre todo en los primeros meses de vida, por lo que es conveniente educarlos cuando son cachorros, correspondiendo a la familia este deber de educación, comenzando por la misma elección del cachorro.

Según algunos expertos no hay razas que posean una agresividad innata igual que tampoco se puede estar seguro que cualquier perro, aunque sea de una raza dócil no tenga un mal momento.

Sin embargo, la familia debe de tener en cuenta el carácter del cachorro cuando lo elige. Comenzando por pedir su opinión al criador que es quien ha conocido su comportamiento en los primeros meses de vida. Los organizamos reguladores de cada raza asesoran también a la familia sobre las cualidades de agresividad de sus ejemplares.

En cualquier caso, para evitar situaciones fatales, es fundamental recibir información sobre la raza con la que se va a convivir y cuál es el tipo de educación que necesita. No olvidemos que un perro equilibrado y bien educado puede ser la mejor compañía para la familia.

EDUCACIÓN DEL PERRO.

Luego, viene la educación del perro.

Si éste va a residir en familia, no parece lo más conveniente adiestrarle en defensa y ataque, aunque otros expertos en comportamiento de perros recomiendan un adiestramiento variado en el que entren estos dos aspectos.

Otro punto importante de su educación tiene relación con la utilización del castigo y la recompensa. Es importante aprender a premiar y reprender de manera correcta la conducta del perro, el castigo no debe ser físico y debe aplicarse sólo si el animal es sorprendido en el acto.

Algunos veterinarios y expertos en educación de perros creen que la ausencia de autoridad por parte de los dueños y la falta de “jerarquización” en el hogar suelen ser factores que, a la larga, generan agresividad.

Un consejo importante: no humanice a su perro, pensando que es su niño Nuestro animal de compañía pensará en un primer momento que el Súper Alfa de la manada es él. Si no lo dejamos claro desde un principio, seguramente, llegará el día en que le digamos que haga algo y, si en ese momento, al perro no le viene bien, tendremos una alta probabilidad de que nos gruña o incluso nos muerda.

PERMANENTE VIGILANCIA.

Los especialistas aseguran que los perros no se vuelven agresivos de un día para otro, sino que suelen mostrar signos cada vez más claros de hostilidad, que comienzan por enseñar los dientes, siguen con los gruñidos y fuertes ladridos y concluyen con agresión abierta y rotura de muebles.

El consejo más frecuente de los educadores de perros es el de mantener una vigilancia constante sobre el comportamiento de los perros que existen en casa. Los dueños de los perros son en la mayoría de los casos los responsables de la agresividad de los animales.

La vigilancia debe ser especial en sus relaciones con los niños. Los más pequeños de la casa suelen ser las víctimas más frecuentes y la explicación que los expertos dan a este fenómeno es que los menores no son realmente conscientes de las amenazas previas al ataque de un perro.

Un conocimiento del lenguaje corporal de los canes puede evitar muchas veces un ataque. Esto mismo ocurre en los casos en los que la agresividad va dirigida a los miembros de la familia por conflictos de tipo jerárquico. En estos casos es de vital importancia conocer cómo se establece la jerarquía en una manada y las reglas que la mantienen en armonía para evitar este tipo de agresividad.

Por otra parte, considerando el componente de aprendizaje, puede decirse que la agresividad es culpa del propietario. Sin embargo, esto sólo es así en el caso de los perros que han recibido un adiestramiento específico para potenciar su agresividad.

<<Volver

 

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5