Pase lo que pase, confía en que tu
seguro cuidará de ti y de los tuyos

Las cosas más cotidianas, desgraciadamente, pueden convertirse en una carga importante si un día sufres un accidente o padeces una enfermedad o envejeces de tal manera que necesitas ayuda permanente para tu día a día.

En estas situaciones de dependencia es cuando conviene tanto contar con un Seguro de Ayuda a la Dependencia, cuando pierdes por alguno de los motivos anteriores la capacidad total o parcial la autonomía y, con ello, calidad de vida.

¿Qué grados de dependencia cubre este seguro?

Tanto por Dependencia Severa como por Gran Dependencia podrás recurrir a este seguro. En el primer caso, se entiende por Dependencia Severa que la persona asegurada necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria pero no de forma continua, sino dos o tres veces al día. Por otra parte, si hablamos de total día a día por su pérdida total de autonomía física, mental intelectual o sensorial.

¿Qué ventajas adicionales tiene contar con un Seguro de Dependencia?

Se trata de un seguro del que podrás beneficiarte de las coberturas sin carencias, es decir, que dispondrás de la prestación desde el primer día que contrates tu seguro.

Obtendrás beneficios fiscales, al igual que con los Planes de Pensiones, desgravándote hasta un 56 % de la prima pagada por el seguro en función de la Comunidad Autónoma en la que residas.

Es un producto asegurador que puedes contratar desde los 18 hasta los 75 años y renovarlo hasta los 80 años.

Para cualquier duda puede ponerse en contacto con nosotros mediante este formulario. Le atenderemos lo antes posible.

    Otros seguros Kalibo que te pueden interesar