Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

El Veterinario. Nuestro Guía

 

Un verano canino.

 

El verano es la estación en la que más disfrutan las mascotas. Es el periodo de tiempo en el que más conviven con sus dueños y éstos mismos realizan más actividades de ocio al  aire libre. Sin embargo, también es un periodo de tiempo en el que hay que extremar los cuidados con nuestras mascotas. No deben reducirse las visitas al veterinario, sino todo lo contrario.                          

Un veterinario consultado por nuestra publicación sobre el lugar mas cómodo para la mascota en la época de verano, nos contestó. “El hogar es el mejor lugar”.

Este mismo profesional nos explicó que  “el calor del verano agrega una cuota extra de estrés al cuerpo de nuestras  mascotas”. En consecuencia, es mejor que permanezcan en el interior de su hogar donde tiene acceso a la sombra, al agua y al aire fresco proveniente de ventanas abiertas o del aire acondicionado”. Rafael Mazo, director del Hospital Clínico Veterinario de la Universidad CEU Cardenal Herrera, señala que “es importante” que los dueños dejen que “vayan libremente a los sitios frescos de la casa”, así como procurar que “estén siempre hidratados, que tengan agua disponible en todo momento, no sólo en las comidas”.

Las recomendaciones del veterinario  se extienden a los cuidados cuando la mascota está todo el día al aire libre. “En este caso -nos dijo- hay que asegurarse, de que tenga un lugar con sombra, que no esté sobre pavimento ya que este suelo se recalienta mucho durante el verano tiende a recalentarse durante el verano”.

Hay que prestar especial cuidado a las mascotas de más edad y a los cachorros y a las mascotas que trabajan.

Hay muchos dueños que les gustar hacerse acompañar de sus mascotas para realizar gestiones y recados, para lo que tienen que viajar en coche. En los días de calor es mejor olvidarse de esta sana costumbre. El interior de un coche puede alcanzar los 40-50 grados, lo que puede producir un golpe de calor a nuestra mascota.

ATENCIÓN CON SU PELAJE.

La cantidad de pelaje del perro incide en el calor que siente el animal. Los de mayor pelaje sufren con más dureza las condiciones climáticas. Algunos dueños tratan de compensarlo llevándoles a la peluquería.  En general, los veterinarios recomiendan un corte de pelo, pero advierten que no hay pelarles para no quitar al pelaje su capacidad protectora de los rayos solares.

La mayoría de los veterinarios recomiendan no afeitar a los perros o gatos porque el pelo es una forma de aislarse del calor. Las razas de perros y gatos con gran cantidad de pelo son especialmente propensas a sufrir enfermedades relacionadas con el calor, en especial en climas húmedos y calurosos.

Entre los cuidados especiales, algunos veterinarios recomiendan revisar las orejas, las ingles y la tripa para ver si tienen algún cuerpo extraño que hay que quitar inmediatamente.

LA IMPORTANCIA DEL JADEO.

El verano es una época en la que debido al calor, las mascotas “pueden llegar a comer la mitad, en comparación con el resto del año”. Asimismo, el director del Hospital Veterinario del CEU-UCH ha señalado que los perros  “casi no sudan y deben regular su temperatura corporal de algún modo”. Esta autorregulación, se realiza “a través de la respiración, del jadeo y lamiéndose su pelaje”. Deben jadear para eliminar el exceso de calor de sus cuerpos; un medio ineficaz para refrescarse si el aire del exterior está tanto o más caliente que el del interior de sus cuerpos.


Los perros utilizan las almohadillas de sus patas como mecanismo de regulación “intentando pisar en zonas húmedas o frías”. Las almohadillas son “especialmente sensibles” y “debemos procurar que no entren en contacto con zonas muy calientes”, como el asfalto o la arena de la playa, ya que “pueden ocasionarles quemaduras”. 

 <<Volver

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5