Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

La Familia y la Mascota

 


Cometido familiar: cuidar el agua del perro.  

El perro siempre debe tener a su disposición agua fresca para que pueda tomar cuando guste.

 

 

Se está celebrando en Zaragoza la Exposición Internacional 2008, que tiene como lema temático “Agua y desarrollo sostenible”. En Zaragoza se han dado cita 110 países para poner en común los problemas derivados de la falta de agua. Esta información es una aportación al Foro de Zaragoza centrada en la importancia del agua en la alimentación de nuestras mascotas.

 

Estamos acostumbrados a tratar complejos temas de nutrición de nuestras mascotas y, sin embargo, dejamos de preocuparnos por pequeñas cosas que son indispensables en la alimentación de un cachorro y de un perro adulto. Una de esas pequeñas cosas es el agua.

Dar agua al perrito es una parte fundamental de su alimentación. Es indispensable para la hidratación de la piel y para el buen funcionamiento de sus órganos. El agua se necesita para todas las funciones metabólicas del organismo.

El agua es el componente más importante para la supervivencia puesto que es imprescindible para todos los procesos bioquímicos de la vida. La falta de agua puede causar mucho más que una acusada sensación de sed.

Los veterinarios consultados nos han dicho que el perro debe ingerir agua cada día. Una responsabilidad familiar es que un miembro de la familia se encargue de mantener agua fresca, ni fría, en el plato del perro. Lo ideal es renovar esa agua dos veces al día. Las mascotas deben ser acostumbradas desde pequeños a un solo lugar donde deben buscar agua. Hay quienes tienden a moverles o trasladarles el lugar de los platos, lo que les provoca confusión.

El consumo varía de unos animales a otros. Así, es normal que un cachorro beba el doble de agua que su hermano. Si el cachorro hace ejercicio, o en épocas de calor, aumentará su necesidad de líquido.

En las enfermedades que presentan pérdidas de agua, como los vómitos, diarreas o gastroenteritis, su tratamiento puede requerir sueros intravenosos u orales. Existen diferentes grados de deshidratación, pero, en general, si nuestro cachorro o perro adulto pierde la elasticidad en la piel y ésta tarda en recuperar su forma tras un pellizco, debemos acudir al veterinario.

Si sale de paseo con su perro y cree que en su camino no encontrará agua limpia y fresca, llévela en un recipiente.

Debe evitarse la ingestión excesiva de agua justo antes de un período de trabajo pesado. Inmediatamente después de trabajar, déle a su perro agua fresca (no fría) y déjelo que repose un rato.

Los principios básicos para la hidratación de su mascota pudieran muy bien ser estos:

- El perro debe ingerir agua cada día.

- Debe estar fresca y ser renovada al menos dos veces al día, o más, sobre todo en las épocas de más calor.

- Si el alimento que toma es seco, el aporte de agua debe ser mayor que si toma alimento húmedo o semi-húmedo.

- Con la alimentación casera es difícil ajustar la cantidad de sal que utilizamos o lo salados que son los ingredientes, por lo que la ingestión de agua variará.

LAS NECESIDADES DE AGUA

El requerimiento de agua de un animal está determinado en gran parte por la cantidad de alimento que consume por día.

Una pauta general es que los animales requieren 1 ml de agua por cada kcal de energía.

Por lo tanto, un perro que requiere 1000 kcal por día requerirá 1000 ml de agua o aproximadamente 1,137 dm3. Algunos animales necesitarán más que esta cantidad, mientras que otros necesitarán menos, por esto se recomienda que los perros y gatos tengan siempre disponible una fuente de agua fresca y limpia.

Fuentes de agua Los animales por lo general adquieren agua del agua que beben, del contenido de agua del alimento y como resultado del metabolismo de carbohidratos, proteínas y grasas.

Se producen aproximadamente 15 gr de agua cada 100 kcal de energía metabolizada. Así, un perro que consume 2.000 kcals metabolizables de alimento por día, puede generar aproximadamente entre 200 y 250 gr de agua.  A medida que aumenta la ingesta de alimento, también aumenta la ingesta de agua de un animal.

Cuando aumenta el contenido de agua de una dieta, el animal por lo general bebe menos agua.

Los animales que consumen alimentos enlatados, que contienen entre el 70 y el 75 por ciento de agua, necesitan menos agua que los animales que consumen dietas secas, que solamente tienen un 8-12 por ciento de agua.

<<Volver

 

 

 

 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5