Información 976 210 710 · www.seguroparadirectivos.com · www.rcprofesionalkalibo.com                        
Mapa del Sitio Web de Kalibo Contacte con Kalibo
Identifíquese / Regístrese
Ya soy usuario de readyshop
Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.
Usuario:
Password:
Quiero ser un usuario de readyshop
Si todavía no tienes una cuenta de usuario de nuestro sitio, utiliza esta opción para acceder al formulario de registro.
Te solicitaremos la información imprescindible para agilizar el proceso de compra.
Usuario Público

Editorial




El microchip.

 

ada día aumenta el número de Protectoras de Animales que claman ante el desbordamiento que sufren por la cantidad de perros que llegan hasta sus instalaciones y a los que deben cobijar. No es más que el resultado hiriente con la nula preocupación de administraciones públicas  e instituciones por el cuidado de los animales.

Saben nuestros lectores que España es la “campeona” europea en abandono de perros y cada día aparecen en la puerta de las protectoras y en las orillas de las carreteras perros abandonados por sus dueños.

Esta triste situación tiene muchas raíces, una de las cuales es una mentalidad social no propicia a los cuidados de los animales e inclinada a la “cosificación” de estos seres vivos que se comprar compulsivamente, como un regalo o un recuerdo, y se abandona cuando requieren esfuerzos y atención.

Pero no son ajenas a esta situación las propias administraciones locales, que no ejercitan los poderes que les otorga la normativa existente para poner en marcha medidas de colaboración para descubrir a los que abandonan a sus mascotas. Muy pocos ayuntamientos obligan a los dueños de los perros para que implanten en cada animal el microchip de identificación a los que les obliga la reglamentación existente. Con esos microchips se podría seguir la procedencia de los animales abandonados.

Según un estudio de la empresa Servican, sólo un 14 por ciento de los perros lleva microchip de identificación, lo que nos permite asegurar que la normativa que obliga a que todos los perros lleven este elemento de identificación no se cumple, a pesar de que en muchas autonomías se fijó el año 1998 como tope para su total implantación.

Los veterinarios achacan este escaso seguimiento  "a una falta de información de los propietarios y a una dejadez en el control de los ayuntamientos", que son las entidades encargadas de censar a los animales y velar por el cumplimiento de la obligatoriedad del microchip.



Ángel de Uña y Villamediana
Periodista
Nos interesa su opinión.

 

<<Volver

 

 

 


 

© Kalibo Correduria de Seguros. - Todos los derechos reservados
Powered by Readyweb 5